Fandom

The Walking Dead  Wiki

Clementine (videojuego)

1.931páginas en
el wiki
Crear una página
Comentarios140 Compartir
Zombie hand.png ADVERTENCIA Este artículo contiene una GRAN cantidad de SPOILERS. LÉASE bajo su propio riesgo.


"Todavía NO estoy mordida.Nunca lo estuve y ustedes me dejaron aquí para que muriera."
— Clementine

ClemSeason3.png

Clementine es una de las protagonistas del videojuego de Telltale Games basado en el universo Walking Dead. Luego de ser cuidada y protegida por Lee durante primera temporada, se convierte en la protagonista principal de la segunda temporada.

Clementine es una niña tranquila e imaginativa, con dos padres atentos y cariñosos. Ella es increíblemente ingeniosa, eligiendo pasar el tiempo construyendo elaboradas fantasías en su casa del árbol en lugar de ver dibujos animados o jugar con muñecas. Ella no se asusta, pero calla si está nerviosa. Reservada y tímida, sus acciones hablan más fuerte que sus palabras.[1]

Antes del apocalípsis

Clementine es una niña de ocho años y la única hija nacida del matrimonio entre Ed y Diana. Vivía con ellos en una casa cerca de la ciudad Atlanta, y además asistía a la escuela y ya había cursado el primer grado.[2]

Cuando sus padres salieron de viaje rumbo a Savannah, Georgia, la niña quedó a cargo de una niñera de nombre Sandra y fue durante este tiempo que todo el apocalípsis zombie comenzó. Luego de que Sandra fuera mordida por una de las criaturas al protegerla, Clementine se escondió en su casa del árbol, donde se mantuvo por horas para evitar ser descubierta.

Temporadas

Episodio 1: A New Day

Clem Lee.jpg

Clementine conociendo a Lee.

Clementine se mantuvo escondida durante algunos días en su morada del árbol hasta que vio a Lee entrar a su casa y entonces habló con él a través de un walkie-talkie. Cuando una zombificada Sandra atacó a Lee, la niña fue a tratar de ayudarlo y le dio un martillo para poder defenderse, logrando así salvarle la vida. Conmovido por la historia de la niña y sabiendo de que sus padres podrían estar muertos debido a los mensajes desesperados en la contestadora, Lee decidió cuidar de ella, convenciéndola de abandonar la casa y dirigirse a un lugar más seguro.

Luego de conocer a Shawn Greene, el muchacho confundió a Clem con la hija de Lee pero el hombre se encargó de aclararle las cosas y entonces ambos fueron invitados a mudarse a la granja Greene, puesto que según Shawn, era un lugar muy seguro. Al llegar al lugar, Hershel interrogó a la niña para asegurarse de que conocía a Lee y entonces Clementine le dijo que sí. En la granja, Clem y Lee conocieron a otra familia de supervivientes y la niña se hizo rápidamente amiga de ellos. La estadía de todos en la granja no duró mucho puesto que al poco tiempo Shawn fue atacado por caminantes y entonces Hershel los expulsó del lugar, culpándolos de la muerte de su hijo.

Clementine Farm.jpg

Clementine investigando el baño

Kenny les ofreció a Lee y a Clementine acercarlos hasta Macon. Ellos aceptaron y todos viajaron hasta el lugar y al llegar se quedaron sin combustible. Mientras recorrían las calles de la ciudad, pronto fueron atacados por caminantes pero afortunadamente fueron salvados por Glenn y Carley, quienes los llevaron hasta una farmacia cercana, donde conocieron a otro grupo de sobrevivientes. Mientras ambos grupos discutían sobre Duck (ya que pudo haber sido mordido en el ataque), Clementine necesitó ir al baño y en cuanto lo hizo fue atacada por un caminante que estaba encerrado dentro. Afortunadamente la niña fue rescatada por Lee y Carley, quienes acabaron con la criatura.

Cuando Glenn salió de la farmacia en busca de combustible, la niña se mantuvo al lado de uno de sus walkie-talkie, esperando a que él se contactara si necesitaba ayuda. Luego, al enterarse que la farmacia en la que guardaban refugio pertenecía a la familia de Lee, Clementine le preguntó al hombre varias cosas de su vida, a las que él no respondió cómodamente. Después escuchó la conversación que él y Carley tenían sobre su pasado y quiso saber si Lee realmente era un "hombre malo".

Game 10.jpg

Clementine en el motel

Finalmente, cuando una horda de caminantes atacó la farmacia, Clementine ayudó a Lee a asegurar la puerta pasándole un bastón para trabarla y luego fue testigo de la muerte de Carley/Doug. La niña estuvo a punto de ser atacada por una de las criaturas pero fue nuevamente salvada por Lee y entonces escapó del lugar y rompió su walkie-talkie en el proceso. Ella junto con su grupo guardaron refugio en un motel cercano, y entonces la niña le manifestó a Lee que sentía bastante haber roto su aparato pero le aseguró que sería muy valiente en adelante. Las luces del motel comenzaron a parpadear y de repente toda la energía eléctrica se cortó y dejó a todos en oscuras.

Episodio 2: Starved For Help

Walkingdeadcapture.jpg

Clementine jugando en el motel.

Durante tres meses Clementine y el grupo guardaron refugio dentro del motel, subsistiendo con lo poco que tenían. La niña normalmente jugaba sola o en compañía de Duck, pero siempre sin salir de la vista de Lee. Además, ella conservó su walkie-talkie roto y en ocasiones fingía que hablaba a través de él con sus padres para así sentirse un poco mejor.

Cuando Lee y Mark regresaron al motel en compañía de nuevas personas (entre ellas Ben Paul) tras una cesión de cacería, Clementine estuvo presente y se asustó bastante cuando se enteró que, según Ben, era posible que todos estuvieran infectados con el virus zombie. Mientras Lee repartía las pocas raciones de comida que sobraban, ella le comunicó que su sombrero se le había perdido misteriosamente y le pidió que la ayude a encontrarlo. Clementine le dejó saber al hombre el significado emocional que tenía el sombrero para ella y entonces éste se comprometió a devolvérselo.

Luego de que el grupo fuera invitado a visitar la granja de lácteos de la familia St. John para intercambiar gasolina por comida, Clementine fue hasta el lugar junto con el resto del grupo y se entretuvo jugando en el columpio junto con Duck y Kenny. Ella y Lee tuvieron oportunidad durante este tiempo de charlar más sobre la situación en la que vivían y también de conocerse mejor. Cuando Mark fue atacado por unos bandidos mientras investigaba con Lee el cercado que rodeaba la granja, Clementine estuvo feliz de que a éste ultimo no le hubiera sucedido nada durante el conflicto. Luego, cuando Lee le regresó su sombrero tras encontrarlo en el campamento de Jolene, una extraña mujer, la niña se puso más que contenta al respecto y le agradeció mucho lo que había hecho por ella.

Clem y el grupo.jpg

Clementine y el grupo a punto de escapar de la granja.

Clementine estuvo a punto de comerse la cena de carne humana preparada por los dementes dueños de la granja pero afortunadamente fue detenida por Lee (si Lee no consigue llegar a tiempo, ella se ve visiblemente afectada por lo que había hecho). Tras ser tomados prisioneros por la familia John y encerrados en una recamara frigorífica, Clementine se quebró emocionalmente por un momento, tras ser testigo de la muerte de Larry. Luego se ofreció a salir a través del ducto de aire acondicionado puesto que no había otra salida y ella era la única que cabía en él. Ella consiguió hacerlo efectivamente y entonces abrió la puerta para que sus compañeros pudieran escapar.

Mientras huían del lugar, Clementine presenció la pelea a muerte entre Lee y Andy, y también la de Lee y Danny. Tras dejar la granja, el grupo vagó por el bosque hasta que dieron con un auto abandonado. La niña dejó en claro que ella no deseaba robar las cosas que habían adentro del vehículo por miedo a que los dueños regresaran por ellas, y también puso en una encrucijada moral a Lee al remarcar que quizás habría alguien que necesitaba más las cosas que ellos.

Clem episode 2.png

Clementine rehusándose a tomar las cosas del auto abandonado.

A pesar de las palabras de la niña el grupo se hizo con las provisiones (si Lee decide tomarlas él mismo, convencerá a Clementine para que use un abrigo rojo que estaba entre las cosas y la niña aceptará aunque no estará cómoda con ello) y entonces Lee consiguió unas baterías para hacer funcionar la videocámara que había encontrado en el campamento donde estaba el sombrero de Clementine. Grande fue la sorpresa de todos al descubrir que la extraña mujer los había estado espiando y filmando desde que se instalaron en el motel, y también se asustaron al descubrir que además se había obsesionado con Clementine.

Episodio 3: Long Road Ahead

Clementine Episodio 3.jpg

Clementine siendo interrogada por Lee.

Cuando Lee y Kenny regresaron al motel tras viajar a la ciudad en busca de provisiones, una emocionada Clementine corrió a recibir a su amigo contenta de volver a verlo y trató de enseñarle los stickers con los que había decorado su walkie-talkie. Luego, mientras Lee investigaba la misteriosa desaparición de las provisiones del grupo, Clementine fue una de las interrogadas respecto a una lampara rota que era la única pista con la que contaban, pero la niña se defendió diciendo que no era la responsable y acusó a Ben de ser siempre el que la culpaba de cosas que no había hecho, como colocar un gusano en su almohada (cosa que sí hizo). Cuando Lee comprobó que había una marca de tiza rosa cerca de los restos de la linterna, Clementine fue nuevamente cuestionada pero ésta confesó que dicho color se le había perdido.

Luego de que unos bandidos atacaran el motel, Clementine fue una de las personas tomadas como rehén por los maleantes y durante el tiroteo que tuvo lugar al tratar de contrarrestar la amenaza, quedó arrinconada detrás de una barricada junto con Katjaa y Duck, mientras varios caminantes se aproximaban velozmente a ellos. Cuando Lee despejó el camino para que pudieran escapar, la niña corrió a abrazarlo y luego subió a la autocaravana de Kenny y terminó huyendo del lugar junto con todos los demás.

Ep. 03 Cap.jpg

Clementine triste por todo lo ocurrido.

Mientras vagaban por la carretera, Clementine escuchó la pelea entre Lilly, Ben y Carley/Doug, y luego fue testigo de cómo la primera asesinaba a uno de sus compañeros de un tiro. La niña se sintió bastante triste respecto a lo que había ocurrido y se deprimió aún más cuando Lee le confesó que Duck había sido mordido por una de las criaturas. Clementine se acurrucó en los brazos de Lee diciendo que no se sentía muy bien y finalmente se quedó dormida.

Cuando el grupo quedó varado a mitad de la carretera debido a un tren que les bloqueaba el camino, Clementine conoció a un vagabundo de nombre Chuck con quien entabló amistad. Ella, al igual que el resto del grupo, subió al tren para viajar hasta Savannah, GA, y por el camino tuvo que decirle adiós a dos más de sus amigos cuando Katjaa y Duck murieron.

The-Walking-Dead-Clementine.png

Clementine recibiendo lecciones de tiro de Lee.

Durante el viaje, Chuck le aconsejó a Lee enseñarle a Clementine a defenderse por sí misma y entonces éste procedió a darle lecciones de tiro a la niña, y también le cortó el cabello para que fuera más difícil que las criaturas pudieran atraparla.

Tras detenerse nuevamente debido a un camión colgante que les bloqueaba el camino, Clementine y sus compañeros conocieron a Christa y Omid, y la niña les tomó cariño pronto. Ella ayudó a Lee a inspeccionar una estación de tren abandonada en busca de alguna herramienta que pudiera ayudarlos a desbloquear el camino, y finalmente, tras conseguir hacerlo efectivamente, continuó la marcha hacia Savannah dentro del tren.

Mientras Clementine dormía cerca de sus dibujos, la niña recibió a través de su walkie-talkie la señal de un hombre que decía estar con sus padres en Savannah, y quien reveló además haber estado en contacto con ella durante todo ese tiempo. Lee escuchó sorprendido la señal y se preocupó enormemente por la seguridad de la pequeña.

Episodio 4: Around Every Corner

Around Every Corner Cap 1.jpg

Clementine a punto de ser atacada por un caminante.

Tras llegar a Savannah, Lee decomisó el walkie-talkie de Clementine y cuando ella trató de pedírselo, se rehusó a devolverlo. Mientras recorrían las calles desiertas, las campanas de la iglesia comenzaron a sonar y pusieron en alerta a todos los caminantes de la zona, y rápidamente el grupo se vio rodeado por las criaturas. Clementine y Ben fueron acorralados en un rincón por varios muertos vivientes, y entonces el miedoso muchacho abandonó a la niña a su suerte, quien comenzó a gritar por ayuda. La pequeña fue rescatada justo a tiempo por Lee y Chuck, y entonces escapó con el resto del equipo para refugiarse en el patio de una mansión cercana.

Around Every Corner Cap 13.jpg

Clementine tras ayudar al grupo a entrar a la mansión.

La asustada niña esperó pacientemente junto a Christa y Omid mientras Lee y los otros buscaban una manera de entrar a la mansión, y finalmente cuando consiguieron desbloquear la entrada para perros, se inmiscuyó sin previo aviso a través de ella para destrabar la puerta y le permitió a todos ingresar. Luego de comprobar que el lugar era seguro, Lee habló con Clementine respecto a la persona con quien se había estado comunicando a través del walkie-talkie y entonces ésta le confesó que la voz le había dicho que podía ayudarla a encontrar a sus padres.

Cuando Lee y Kenny decidieron ir al muelle en busca del bote que necesitaban, Clementine trató de ir con ellos pero Lee se lo prohibió. De igual manera, la pequeña los siguió y llegó al lugar justo a tiempo para detener a Molly de asesinar a Lee (o viceversa). La pequeña informó que la pierna de Omid se estaba poniendo cada vez peor y repentinamente el pequeño grupo fue atacado nuevamente por caminantes. Acorralados en un callejón sin salida, Clementine le pidió a Molly que los ayude a escapar, y luego observó asustada como Lee se metía a las alcantarillas para eludir a las criaturas, ya que no logró escapar junto a Molly.

Clementine Ep. 04.jpg

Clementine abrazando a Lee.

Tras regresar a la mansión, Clementine desapareció momentáneamente hasta que finalmente Lee la encontró en el cobertizo, y entonces la niña le reveló lo que había descubierto y le mostró una lancha estacionada en el lugar. Habiendo proveído de nuevas esperanzas al grupo, Clementine le pidió a Lee acompañarlos a Crawford en busca las cosas que necesitaban, ya que posiblemente ese era el único lugar en el que podría encontrar a sus padres y entonces Lee tuvo que decidir si dejar a la niña ir o no con ellos.

Si Lee decide dejarla en la mansión, Clementine cuidará de Omid y antes de que el grupo parta, le preguntará a Lee qué debe hacer en el caso de que algo suceda con Omid mientras no están. Lee tendrá la opción de darle un arma para que se defienda o le aconsejará que sólo se esconda. Mientras el grupo no está, un caminante logrará entrar a la mansión y Clementine deberá defenderse, ya sea disparándole con la pistola o atrapándolo entre las puertas dobles. Cuando el grupo regrese, la niña se pondrá triste si Lee no salvó a Ben.

Si Lee decide dejar a Clementine acompañarlos, la niña recibirá un arma y recorrerá con ellos la escuela. Ella será dejada al cuidado de Ben en uno de los salones de clase mientras el grupo busca lo que necesitan y finalmente cuando los zombies ataquen, salvará a Molly de una de la criaturas disparando contra ella. Al momento de decidir si expulsar o no a Ben del grupo, Clementine preguntará si ella también tiene un voto, y en el caso de que Lee la deje votar, brindará su apoyo al muchacho y mencionará que las buenas personas no abandonan a sus amigos. Dependiendo si Lee la acompaña o no en su postura, la niña estará contenta o triste en adelante.

Clementine episodio 4 triste.jpg

Clementine llorando tristemente por sus padres.

Tras regresar a la mansión, Lee habló con Clementine sobre sus padres, y entonces ella, bastante triste, comenzó a llorar por el posible destino que ellos habían corrido.

Clementine desapareció misteriosamente de la mansión al día siguiente y Lee solo fue capaz de encontrar su sombrero y su walkie-talkie tirados en el patio. Convencidos de que Vermon había sido quien se la había llevado, el grupo fue a buscarla a la guarida del hombre, más solo encontraron que todo el lugar había sido abandonado. La niña logró contactarse con Lee a través del walkie-talkie, pero antes de poder decirle mucho, la misteriosa voz reveló que había sido él quien se la había llevado y amenazó a Lee con elegir correctamente su siguiente respuesta ya que de ello dependía la seguridad de Clementine.

Episodio 5: No Time Left

Tras haber sido secuestrada por el extraño del walkie-talkie, Clementine fue trasladada hasta el hotel donde sus padres habían estado hospedados durante su estadía en Savannah, y fue encerrada en una de las habitaciones a la espera de que Lee fuera a rescatarla.

Cap Ep 05 8.jpg

Clementine reuniéndose nuevamente con Lee.

Eventualmente Lee apareció para rescatarla y la niña logró oírlo a través de la puerta, pero desgraciadamente el extraño apareció en la habitación y obligó al rescatista a detenerse. El misterioso hombre reveló haber obtenido toda la información sobre Lee de parte de Clementine y sus conversaciones por radio, y confesó además su plan de quedarse con la niña por considerar al hombre un mal guardián para ella. Mientras el demente hombre se encontraba distraído hablando con la cabeza zombificada de su difunta esposa, Clementine logró salir de la habitación en la que estaba prisionera y ayudó a Lee a atacar al sujeto. Una gran pelea se produjo entre Lee y el Extraño, que culminó con la muerte de este último (pudiendo ser Lee el que lo mata con sus propias manos o en caso contrario Clementine quien le dispara con la pistola) y entonces Clementine volvió a reunirse con su amigo y se disculpó por haber confiado tontamente en el secuestrador.

2012-11-21 00077.jpg

Clementine descubriendo a sus padres zombificados.

Gracias a un comentario hecho por la niña respecto al mal olor que emanaba de Lee y que un caminante se acercó a él sin atacarlo, el hombre descubrió que los caminantes diferenciaban a los vivos de los muertos a través de su aroma. Entonces cubrió a la pequeña con tripas de una de las criaturas para así disfrazar su esencia y poder escapar caminando entre la horda de muertos vivientes que habían invadido las calles. Mientras avanzaban lentamente por la avenida, Clementine encontró a sus padres zombificados en caminantes y deambulando por las calles junto a la horda, y se sintió destrozada al respecto.

Luego de que Lee perdiera el conocimiento mientras avanzaban a través de la horda, Clementine logró arrastrarlo hasta una bodega para mantenerse seguros y finalmente cuando el hombre despertó, descubrió horrorizada que a su amigo le quedaban pocos minutos de vida debido a la mordida que había recibido en el brazo.
The Walking Dead-Episode5 (8).jpg

Una triste Clementine dispuesta a dispararle a Lee.

Para mantener a salvo a la niña, Lee le pidió que lo esposara a un radiador que se encontraba en el suelo y luego le dio órdenes de escapar del edificio a través de la salida de emergencia y dirigirse a las afueras de la ciudad. Aunque Clementine se mostró reacia a abandonar a su amigo, Lee le aseguró que ya nada podía hacer por él y entonces le pidió que le disparara antes de que pudiera convertirse. Con la ayuda verbal de Lee, Clementine fue capaz de acabar con un guardia zombificado que se encontraba cerca de la salida y luego de tomar su pistola, se dispuso a despedirse tristemente de su amigo. En un emotivo momento, Clementine recibió los últimos de consejos de Lee y vio como éste moría en paz, teniendo que decidir entre lágrimas si dispararle o dejarlo reanimarse.
Final5.jpg

Clementine viendo a lo lejos a las extrañas figuras.

Siguiendo estrictamente las ordenes de Lee, Clementine abandonó la ciudad y se dirigió a las afueras de la misma, donde tras caminar un poco se detuvo bajo un árbol a descansar. Mientras inspeccionaba pensativa las vainas de algunos cartuchos de escopeta tendidos en el suelo, la niña percibió a lo lejos a dos siluetas humanas caminar a través de los prados. Insegura y con miedo sobre lo que debía hacer, la niña cogió con firmeza su arma y permaneció a la espera de las extrañas figuras, observándolos en la distancia.

Episodio 6: All That Remains

Varios meses pasaron de lo sucedido anteriormente. Clementine reveló haberse juntado con Christa y Omid, después de escapar de Savannah. El trío caminó hacia la estación de servicio Pitstop Gil, mientras la pareja discutía el nombre del futuro bebe que iban a tener. La niña, por sugerencia de Omid, entró al baño a limpiarse.

Clementine, sola con su arma revisó los cubículos del baño para no encontrarse con ninguna sorpresa.

All That Remains 2431174.jpg

Clementine revisando el baño de la estación

Luego que terminó de revisar y se dio cuenta que el lugar estaba vacío, ella dejó su arma y abrió su mochila en busca de una botella de agua para limpiarse. Accidentalmente cuando sacó la botella de su mochila, se le cayó y se adentró a uno de los cubículos. Ella, sin darse cuenta de que dejó su arma, entro al cubículo buscando la botella pero al hacerlo escuchó a alguien entrando al baño. Clementine asustada se escondió y fue testigo de cómo una misteriosa mujer tomó el control de su arma y reviso su mochila. Accidentalmente la niña provoco ruido alertando a la mujer quien la obligó a salir a punta de pistola. La mujer demandó a Clementine a decirle donde se encontraban las demás de sus posiciones, pero la niña le negó todo, diciendo que era lo único que tenia.

Finalmente la mujer frustrada por no haber encontrado nada le pidió su gorra a Clementine, pero ésta se negó, ya que era un objeto muy preciado por ella. Atrás, Omid entró silenciosamente al baño e intentó acercarse lentamente hacia la misteriosa para quitarle el arma, pero cuando estaba cerca de ella, la puerta se cerró inesperadamente y alertó a la mujer, disparando accidentalmente hacia Omid. El hombre, sorprendido, cayó muerto al instante, mientras que atrás entraba Christa siendo testigo de lo ocurrido. Triste por la muerte de su novio, le disparó sin dudar a la asesina, que alegó haber disparado accidentalmente, matándola al instante. Clementine observó cómo Christa se desmoronó y lloró en el suelo teniendo a Omid entre brazos.

Luego de dieciséis meses de lo sucedido en la estación, Clementine veía cómo Christa intentó prender una fogata para cocinar la cena, un pequeño animal que habían encontrado por ahí. Las dos se encontraban en los bosques de Carolina del Norte y la cambiada mujer reveló su plan de ir junto con la pequeña hacia Wellington donde ella creía que sería más seguro para ellas dos. La mujer le pidió a Clementine que intente encender el fuego mientras ella se fue a recoger leña al bosque, dejando a la niña sola. La pequeña, de once años ya, buscó por todo el campamento algo para quemar y mantener la fogata hasta que finalmente encontró en su mochila un dibujo de la familia de Kenny y una foto de Lee. Clementine, para animar la fogata, tuvo la opción de quemar la foto o el dibujo, o bien buscar algo de madera.

Slider Clementine.jpg

Clementine viendo la foto de Lee

Después de prender la fogata, un ruido se escuchó en el bosque y la niña asustada fue a averiguar lo que sucedía. Ella fue testigo de cómo un trío de bandidos tenía a punta de pistola a Christa. Ella tuvo la opción de intentar ayudar a la mujer, o bien, observar sigilosamente. Si decide ayudar, ella agarra una piedra, se la arroja al bandido que sostenía a Christa y le grita que hullera. Si decidió escabullirse, Christa le gritará a Clementine que hullera, alertando a uno de los bandidos. . Finalmente después de decidir, un bandido la persiguió por los bosques. Clementine huyó del misterioso hombre con gran desesperación, mientras en el camino se encontró a varios caminantes que tuvo que esquivar. Finalmente, la persecución terminó cuando ella empujó al bandido contra un caminante, provocándole la muerte y usándolo como distracción.

Varios caminantes se acercaron a la niña, que asustada retrocedió sin ver que atrás había un arroyo. Clementine cayó al río, donde la corriente se la llevó. Al día siguiente ella despertó en la ribera, y cansada y sola, sin otra opción, caminó vagamente por el bosque buscando a su amiga perdida.

Clementine On Shore.jpg

Clementine despertando en el arroyo

Tras una breve caminata ella se encontró a un perro en un campamento abandonado. Al revisar la placa del perro se dio cuenta que se llamaba Sam. Mientras la niña revisó el campamento en busca de comida, el perro comenzó a ladrar a un caminante atado en un árbol. Clementine fue alertada de eso y se acercó a la criatura, atrapada y con un cuchillo clavado en su brazo.

Con la pérdida de su mochila y arma la niña intentó quitar el cuchillo pero el caminante no se lo permitió. Después de recordar algunas palabras de Lee, la niña tomó una rama y golpeó varias veces al caminante hasta sacarlo de su sufrimiento y obteniendo así el cuchillo.

Screen shot 2013-12-19 at 8.23.28 pm.png

Clementine junto a Sam encontrando al caminante atado

Continuando la búsqueda por el campamento, la niña encontró una lata de frijoles en la basura. Ansiosa y hambrienta la niña, con el cuchillo, forzó la lata y al hacerlo, el perro suplicó a la niña por un poco de comida. Clementine pudo darle un poco a Sam o no . Después que decidió si compartir su comida o no, ella fue atacada brutalmente por el animal.

Clementine adolorida, con el cuchillo apuñaló varias veces al perro hasta que logró quitárselo de encima y patearlo lejos de ella, haciéndolo caer sobre unas barras de hierro y siendo atravesado por dos de ellas. El ataque le dejó una gran herida en el brazo a la niña. Luego, ella se acercó al animal para comprobar su estado. Ella tubo la opción de matarlo para sacarlo de su sufrimiento o dejarlo e irse. La joven adolorida por la mordida empezó a caminar por el bosque, mientras varios caminantes se le acercaron. Al no soportar más la herida se desmayó en el suelo mientras las criaturas se le acercaban.

Tendida en el suelo fue testigo de cómo los caminantes se acercaron y antes de sucumbir ante la herida vio cómo unos hombres la salvaron de ser devorada y se la llevaron. Al despertar se encontró sobre los brazos de un hombre. Los dos misteriosos hombres (Luke y Pete) le revelaron a la niña sus nombres y les contaron sobre su campamento, hasta que Luke, el que la cargaba, se dio cuenta de su mordida y la soltó, haciendo que cayera al suelo.

Asustado, el hombre culpó a la niña de ser mordida por un caminante, pero Clementine se defendió diciendo que fue un perro quien la atacó. Sin creerles, Pete votó por la opción de llevarla al campamento para que el doctor Carlos la revisara. Mientras los hombres discutían, la niña sucumbió ante la herida y volvió a desmayarse. Al despertar, pudo observar cómo unas personas junto a LukePete discutían qué hacer con ella. Clementine intentó huir pero uno de los miembros del grupo, asustado, disparó su arma cerca de la niña deteniéndola.

El grupo de personas discutió con Clementine sobre el origen de su mordida hasta que el doctor del grupo se acercó y examinó la herida de la niña, sin ser capaz de determinar su origen.

All That Remains 2013-12-18 00042.jpg

Clementine siendo examinada por el doctor del grupo

El grupo sin saber qué creer decidió mantenerla encerrada hasta el día siguiente para averiguar si se transformara o no. A pesar de la insistencia de la pequeña ella fue encerrada en un cobertizo. Clementine sin poder aguantar el dolor decidió escapar y curarse ella misma la herida. Con un martillo que encontró allí, rompió una tabla del cobertizo y logro escapar de el. Logro adentrarse a la casa por la parte de bajo. Al entrar fue testigo de como el grupo seguía discutiendo sobre el destino de ella.

Sin tiempo, decidió buscar los materiales necesarios para cocer la herida y revisando con cuidado toda la casa encontró un trapo que le sirvió como vendaje improvisado y una aguja para cocer en el baño. Cuando entra al baño ella logró escuchar a una persona que estaba apunto de entrar y ella tubo la opción de esconderse en la bañera o el armario. Escondida fue testigo de como la mujer embarazada del grupo, tenía dudas de quien seria el padre de su futuro hijo/a. Una vez que la mujer se fue, solo le faltaba algo para desinfectar la herida y al entrar a una habitación fue sorprendida por Sarah, una niña de su edad. Al ser descubierta, Clementine le pidió a la misteriosa muchacha que no diga a nadie sobre su presencia y que si podía ayudarla a curarse.

Amistosamente, Sarah decidió ayudarla entregándole una botella de peróxido para la herida. Ya con todo lo necesario, Clementine volvió al cobertizo y encontró algo de hilo con el que cocerse. La niña se limpió la herida con el peróxido, pasó el hilo por la aguja y entre quejas y dolores se coció la herida.

Cuando iba a limpiar la herida con el trapo, accidentalmente se le cayó al suelo. Al agacharse para recogerlo fue atacada por un caminante que entró por el agujero donde la pequeña había quitado la tabla de madera. El caminante agarró el pie de la niña y después de varios intentos de soltarse lo logró, pudiendo agarrar el martillo y acabando con la criatura después de varios golpes.

Al escuchar tanto gritos en el cobertizo el grupo abrió la puerta para ver si la pequeña estaba bien y se sorprendieron al ver que ella sola había acabado con el caminante. Después de que el grupo se dio cuenta de que la pequeña curó su herida con materiales de la casa fue invitada a la cabaña para discutir con el grupo sobre lo sucedido. Mientras el doctor curaba la herida de Clementine, el hombre que había intentado dispararle le ofreció unas disculpas. Luego, Luke le ofreció algo de comida. Al final quedan los dos hablando, donde Clementine puede contarle sobre su pasado con Lee o sobre Chirsta.

Al terminar la conversación, el hombre se retiró y la mujer embarazada le dijo a Clementine que no se acostumbre, que pronto tendría que irse. Clementine tubo la opción de como contestarle de la forma que elija o nombrarle sobre lo que escucho en el baño sobre su duda con el bebe. Al día siguiente Clementine y Pete caminaron por el bosque en un viaje de pesca, Pete le contó a Clementine sobre la infancia de su sobrino Nick, hasta que este apareció atrás y se quejó por contar historias ajenas a la pequeña.

Cuando llegaron al río, los tres se sorprendieron al ver varios cadáveres por todas partes. Los tres revisaron los cadáveres haber si encontraban algo que pueda explicar lo sucedido. Clementine revisó los cuerpos y se sorprendió al encontrar su mochila junto a uno de los bandidos que la atacó unos días antes. El hombre que encontró aun estaba vivo, pero muy herido, y entre preguntas sobre donde estaba su amiga, el hombre le suplicó algo de agua. Clementine pudo dársela o no.

Clementine sin poder terminar de hablar con el bandido, fue alertada por un grupo de caminantes que se acercó y por el grito de Pete al ser mordido en la pierna por un caminante. Los caminantes rodearon a todos y de un lado del río se encontraban Nick y Pete. Clementine tubo que elegir con quien ir.

Si se eligió a Pete, lo salvo de ser devorado y fue testigo de como Nick desapareció por el bosque. Si eligió ayudar a Nick un caminante ataco a Pete y lo asesino frente a la pequeña y su sobrino . Finalmente Clementine terminó huyendo de los caminantes con la persona que eligió.

Referencias

  1. Bio traducida de Telltale Games
  2. Episodio 1: Lo menciona mientras hablas con ella en la granja de Hershel.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en Fandom

Wiki al azar