FANDOM


Esta es original de Leo pero no me quedo otra que publicarlo yo ya que parece del punto de vista de Nico

Que lo disfruten y esto va para un vago que me dijo que no tenia imaginacion que solo sabia copiar que el titulo era de MixterLeo y que la historia era de Leo Dawson. Para que sepas yo tengo codigos Leo y yo trabajamos juntos y Mixter Leo nos pidio ayuda para publicar sus historias.

Me di vuelta y tenian a Vicki, Daniela, Eze y Mari; me rodearon con varias armas, y vi que entre esas personas estaba Pepe, sonriendo de una forma macabra, agarrò a Leo del brazo lastimado y dijo - oh, miren, el pibe valiente esta herido, sos patètico al igual que tu novia -, lo arrojò al suelo, empezò a patearlo mientras le decìa - sos un **** cobarde, mirate nada mas, estas ahì tirado en el suelo y comiendo tierra, y huyendo de nosotros cuando un verdadero hombre se quedarìa a pelear -, de mis ojos empezaron a brotar unas pocas làgrimas al igual que los de Julie, Pepe le escupìa a Leo y lo seguìa pateando, en ese momento lo levantò del suelo, los otros motoqueros se reìan como su eso fuese algo divertido, yo querìa ayudar a mi amigo, pero si lo hacìa me volaban la cabeza, Julie seguìa llorando, y Pepe dijo - ¡que alguien calle a esa llorona! mejor aùn, llevenla al campamento temporal, y hagan lo que quieran con ella -, un motoquero que tenìa la mitad de la cara quemada agarrò a Julie y la llevaba arrastrando mientras ella gritaba, el motoquero se reìa y le decìa - nos vamos a divertir mucho con vos hermosura -, en ese momento, Brian apareciò apuntando con un arma a Pepe diciendo - dejennos tranquilos o le vuelo la cabeza a su jefe, y no creo que quieran eso - , Pepe se empezò a reir en voz baja y cada vez era mas fuerte, al terminar de reir dijo - miren compañeros, el doctor me està apuntando con un arma, jajajajajajajajjaja, no podrìas dispararme aunque fueras lo suficientemente valiente para hacerlo, ahora baja tu arma lentamente si queres vivir -, Brian me guiñò el ojo sin que nadie se diera cuenta, y fue bajando el arma lentamente, y con un movimiento ràpido me la pasò, y empezè a disparar a cuantos motoqueros pude evitando las balas de sus armas cuando ellos trataban de dispararme, empezaron a huir, y Pepe ordenò retirada, pero asegurò que volverìa para matarnos a todos, cuando se fueron, fuimos directamente a donde estaba Leo, lo dimos vuelta, tenìa los ojos cerrados, le sangraba la nariz, pero seguìa respirando, y con el poco aliento que le quedaba a Leo, el pronunciaba cortado - voy...voy...voy a... voy a matar a ese hijo de **** de Pepe -, y en ese instante quedò inconsciente, esperamos a que Brian lo curara, y cuando terminò nos dijoa todos - èl esta bien, solo lo pateò, pero nada grave, en una dìa se recuperarà por completo, pero hasta entonces hay que dejarlo descansar -, Julie dijo - bueno, que suerte que no està muerto, porque hoy serìa su cumpleaños nùmero 20, asi que cuando despierte hay que felicitarlo -, ella se acercò a Leo, lo besò en la frente y le dijo - feliz cumpleaños amorcito -, y entonces lo abrazò, yo empecè a sonreir, y Agostina se puso a vigilar, pasò un rato, y entonces Agostina se quedò sorprendida por lo que veìa, a lo lejos estaba la horda de caminantes màs grande de todas, y venìan directo hacia nosotros, subimos a los vehìculos, pero no arrancaban, y la horda estaba cada vez mas cerca, justo antes de que llegaran logramos arrancar los vehìculos, y salimos lo mas ràpido posible, por suerte Leo no estaba despierto para ver el horror que nos seguìa en gran cantidad, Julie dijo - espero que esa no fuera la horda que vimos cuando Leo y yo estàbamos en la estaciòn de servicio -, Daniela dijo - no, es poco probable, debe ser otra, rcuerda que hay mas de un millòn de caminantes en el paìs, asi que estamos en un problema, solo hay que llegar al sur y zarpar hacia Malvinas para asi estar a salvo de los caminantes -, Julie dijo - perdòn señorita, pero a Leo y a mi nos gusta llamarlos zombies y los llamaremos como tales -, por suerte yo intervine y dije - bueno, basta, que cada uno los llame como quiera, despuès de todo no hay diferencia, ese es el problema de las mujeres, siempre quieren tener razòn en todo -, pasò un momento, ambas me miraban con enojo, y me pegaron atràs de la cabeza al mismo tiempo, y yo en modo de burla dije - ¿no podrìan pegarme mas fuerte? -, ambas lo hicieron en el mismo lugar, y yo dije - mejor me callo, EZE ¿cuanto falta para llegar al sur? -, èl me respondiò - eh, no se, no veo ningùn cartel, pero aproximo que serà por lomenos 50 kilòmetros hasta llegar al sur de Santa Cruz, va a ser un viaje largo, asi que si estas impaciente jodete -; pasaron unas horas, todavìa faltaban varios kilòmetros para llegar a nuestro destino, se estaba haciendo de noche, y Eze se estaba durmiendo, a lo lejos, vimos que algo estaba pasando por el camino, parecìa un ser humano, pero cuendo nos acercamos màs vimos que no lo era, ni tampoco era un zombie, lo atropellamos sin darnos cuenta, paramos para ver que era, y nos sorprendimos con lo que estàbamos viendo, era uno de eso hombres grise, pero su cabeza estaba toda aplastada, apenas si podìamos ver que en las manos solo tenìa tres dedos largos y delgado, Eze dijo - ¿que es, o mas bien era esa cosa? ¿un experimento de la corporaciòn UMBRELLA? -, se empezò a reir, nadie màs lo hacìa, primero pensè que era un sueño, pero al tacar esa mano gris de tres dedos me di cuenta de que no lo era, se sentìa escamosa, y me di cuenta de que todavìa hay cosas en este mundo de muerte que no sabìamos, pero que estàbamos por averiguar.