FANDOM


Me acerque a mi hermana, que seguía acurrucada en los brazos de Julie.

- ¿Me la prestas un segundo Julie?- Ella me miro y asintió, me la dio, no sin antes darle un beso en la mejilla, tome de la mano a Mari y la lleve hasta el camión.

-Emm… Mari… Yo… Solo…

- Hermano, ya se que estas arrepentido por haberme dejado sola muchas veces, o no hablarme, pero enserió yo te entiendo estas muy ocupado, además yo estoy a salvo con Vicki, Belén y Julie rodeándome, yo siempre se que vos vas a estar siempre que te necesite, pero por favor no dejes que te coman esas cosas y que te mate alguien.- Cuando termino yo me quede con la boca abierta y unas lagrimas brotaron de mis ojos al igual que de los de ella, sin decir palabra, la abrace, era lo único que me quedaba.

- Anda con Julie, dale es como mamá.- Camine hasta donde Leo estaba y vi que miraba con una sonrisa el horizonte.

- ¿Cómo esta tu cuerpo?- pregunte, y cuando se lo dije dio un saltito

- Ah, bien bien ¿Vos?

- Alejandro, dice que vio un barco, o la silueta a lo lejos cuando llegamos ¿Qué crees que será?

- A lo mejor lo imagino- dijo sonriendo- En Malvinas veo una nueva vida… Algo, como no se… Hermoso.- En ese momento volteo, se acerco a mi y dijo en vos baja- Le pediré matrimonio a Julie… solo que no tengo sortija- Cuando dijo eso ultimo fui corriendo al camión busque como un loco, mientras Leo miraba, lo encontré abajo del asiento.

- Toma- dije tendiéndole algo que había encontrado mucho antes de conocerlo, mucho antes de hablar con el, el lo abrió y sus cejas se arquearon.

-¿Dónde encontraste esto? Es… Hermoso.

-Considéralo un regalo de un pibe chorro de 16 años y de tu nuevo amigo.

- ¿Qué hacen?- Grito Julie, Leo guardo rápido la caja dentro del bolsillo de su jean.

- Nada, Nico me mostraba que tenia un problema con un revolver que le iba a dar a Juan Alberto.- Estaba viendo las municiones y las armas que teníamos cuando alguien me toco el hombro instintivamente me di vuelta y lo golpee, resulto ser Eze.

- Tuviste suerte de no morir con un puñal clavado en la sien- Lee dije levantándolo del suelo- ¿Qué paso?

- Mira para atrás- cuando voltee me di cuenta de que Gran Malvina se alzaba- ¿Qué hacemos?

- Nos quedamos en el barco esta noche, mañana a las 8 bajamos todos- Paso la noche y me di cuenta que Leo no podía dormir ¿Quién iba a culparlo?

Me levante temprano por la mañana, y no me sorprendió ver a Leo despierto.

- Creo que con vos vamos a tener que bajar cuanto antes, anoche no dormiste y me gustaría saber a que hora despertaste.

- ¿Cuándo bajamos?- lo mire y dije- Ahora- en ese momento empezaban a salir todos, teníamos que acabar con la plaga ya que estaba minada por caminantes.

- Bueno, no vamos a usar ningún arma grande, solo revolveres y blancas, Mari vos quédate acá con…

-No, yo voy con ustedes- Como no me quedo otra Bajamos todos juntos preparados, mientras mas nos adentrábamos en la isla escuche un disparo, corrimos hacia alla y vi a un vieja cara combatiendo contra los zombies “no dejen que estas mierdas andantes los muerdan” decía “si lo hacen no dudare en meterles un tiro en la cara” decía otra, nos metimos a ayudarlos y note su cara de sorpresa cuando Leo le salvo la vida de dos caminantes, cuando paso la invasión, los dos grupos nos separamos tome la mano de mi hermana.

- Guau, ¿Quién lo iba a decir? El pibe Valiente, su noviecita llorona, el mecánico traidor, el salvador del pibe, el veterano ****, el medico cagon y el grandote ****- En ese momento Leo se me acerco y me dijo en algo casi audible “lo voy a matar”. Brian dijo tambien “¿Alguien sabe donde esta mi hermano?”, en efecto Nahuel Miranda no estaba cerca