FANDOM


Esta ha sido la historia mas lrga que he hecho y la que mas me ha gustado recibi apoyo de un amigo y tube que hacer cambio ya que todo mi salo me o pedia espero que les guste


-¿Quién sos? ¿Y que quieres?-dije apuntando al extraño con mi Glock.

-Habla rápido- dijo Agos apuntando con su revolver

-Ok ok, mi nombre es Daniel Figueroa, y he estado buscando gente para que me acompañe soy bueno con las armas y además tengo un transmisor de larga distancia,…-

-¿Qué tan larga?-pregunte

-1000 kilómetros fácil 1200 eso cuesta mas-yo lo mire y aun sin confiar en el desvaine mi puñal y le di un golpe en la cabeza con la manopla del mismo, ordene que lo ataran y tome el transmisor y empecé a hablar

- adelante, adelante, probando, probando ¿alguien me escucha? ¿hay algùn sobreviviente ahì?-pensé que nadie respondería pero en ese momento na voz dijo con euforia.

-Hola- yo me emocione y pregunte su nombre y ubicación me dijo que se llamaba Leo Dawson ese nombre me pareció conocido como si hubiera estado destinado toda mi vida a oír ese nombre, me dijo que se encontraban entre La Pampa y Bs As le dije que iríamos pronto, hable con el grupo para contare lo ocurrido.

-Quiero que sepan que antes de ir a Ushuaia pasaremos por las afueras de Bs As a rescatar a un hombre y su novia además debemos tener cuidado porque parece que hay una horda cerca de ello, respecto a Figueroa, lo liberare pero quiero que Daniela y Alejandro o vigilen de cerca- dije guiñándole un ojo a Alejandro, subí al Jeep junto a Daniela y Mari y en el camión iba el resto.

-¿Estas seguro de esto Nico? De rescatar a alguien que ni conoces y que podria ser un trampa.

-Sentí algo en el pecho cuando me dijo su nombre como si ya lo hubiera escuchado antes y que deberíamos encontrarnos en algún momento.

-¿Crees que lo escuchaste? Mientras estabas en coma.

-No se a lo mejor si, si disparamos con la metralleta al aire asi atraemos a los caminantes y a la horda que acorrala a Dawson-haci lo hizo Mari y después de un rato algunos caminantes empezaron a aparecer y los matamos con el arma del Jeep, después de media hora ya era una horda y obligue a apresurar la marcha y dispare yo cuando vi que no quedaban muchos bajamos Alejandro, Camila, Daniela y yo a acabar con los pocos en un descuido un caminante mordió a Camila en el hombro, Daniela acabo con el y me dispuse a amputarle el brazo pero ella no quiso y pidió, que la dejáramos morir, su hermana no se mostró bien por eso y se dedico a llorar a su lado.

-¿Por que? ¿Por qué a mi? Camila si te amputaban en el acto hubieras sobrevivido.

-No, no quiero vivir en este mundo de muerte, discúlpame Agos yo soy dueña de mi propia muerte-en ese momento cerro los ojos y todos nos quedamos callados, unos minutos después su cuerpo empezó a moverse e intento atacar a su hermana pero Eze fue mas rápido y le salvo la vida, tome una pala y empecé a cavar pero Belén me corrió y me dijo que lo haría ella por su hermana, después de su entierro le hicimos una lapida improvisada y le dedicamos algunas palabras.

Partimos al salir el sol, seguí hablando con Daniela.

-Oye mi amigo…

-Si, si estoy interesada en el pero no se lo digas por ahora, tenemos que hablar, sobre ese tal Leo y su novia, deberíamos ir unos pocos, no se Alejandro, Paulo, vos y yo, y al resto dejarlos preparados aquí por cualquier cosa, ¿Estas de acuerdo con eso?

-Claro, emm ¿Tienes miedo? Pues yo también aunque me perdí toda la saga de the walking dead estoy seguro que las personas más resistentes pueden sobrevivir hasta el final, al menos eso pensaba hasta que mi madre murió

-¿The Walking Dead?.ese era mi comic favorito lo leía todos los meses en una pagina que me paso un amigo llegaron hasta el comic 58 y en un volumen unos locos querían tomar el control de un lugar donde Rick y su gente se encontraban entonces aprendí en no confiar en nadie porque apenas se conocieron esos locos eran puras sonrisas ¿entiendes amigo?

-Si claro, bajemos a descansar-ella paro el vehiculo y con cara de preocupada me dijo.

-¿Crees que funcione? lo mío y de Alejandro.

-Claro, pero estoy seguro que si vas y la das un beso ahora seria lo mejor-ella se aproximo hacia Alejandro y lo beso, el primero sorprendido no se resistio, pero después le devolvió el beso. Vi que Franco miraba con celos y odio a Alejandro lo que me hizo sospechar. Me acerque a Daniel y empeze a hablar con el.

-Aun no confio en vos, y creo que si te interrogo servira de ayuda. ¿Cuál era tu trabjo antes de que todo empezara?

-Era Guardaparque en el Parque Nacional Sierra de las Quijadas.

-¿Cómo escapaste cuando todo comenzó?

-Tenia un grupo éramos la mayoría de mi trabajo entre ellos estaba mi hijo y mi mujer, un día unos caminantes atacaron el campamento y no sobrevivió nadie solo yo y mi hijo, después me encontré con unos hombres, pero lo mataron, lo mataron sin piedad, después se lo comieron-al decir eso una lagrima resbalo por su mejilla-yo no lo soporte, los mate, les hice que pagaran por matar a mi pobre hijo, tome todas sus balas su transmisor y esa mochila de montaña con unas armas, un dia investigando en una casa encontré un walkie-talkie, lo conecte con el transmisor y empece a oir que alguien me hablaba, me decia que siguiera al primer grupo que viera, y que los matara, ustedes fueron el primer grupo que vi- Al escuchar eso desenfunde la Glook y le apunte-tranquilo no los quiero matar no quiero nada de ustedes solo un grupo, digo la verdad-lo mire un poco desconfiado pero le creí de no ser así no hubiera dicho la verdad, lo desate pero no le di un arma, empecé a escuchar mucho ruido y me encontré con Franco discutiendo con Alejandro .

-Ella es mía ¿lo sabias grandote?, no quiero que la vuelvas a tocar mucho menos a besar-Daniela se le acerco y con odio le dijo.

-Nunca nos hemos hablado entre vos y yo, así que aléjate de acá

-Córrete vos pendeja-dijo Franco dándole una bofetada en el rostro.

-¿Cómo te atreves maldito infeliz?-Dijo Alejandro golpeándolo en la cara derribándolo, este otro desenfundo su revolver y se preparo para disparar.

-No puede haber dos hombres peleando por una mujer y por eso ano yo, siempre gano yo, imbecil-se escucharon dos disparos, Alejandro y Franco cayeron en el suelo y me acerque hacia mi antiguo amigo, le había dado en la panza, respiraba con dificultad, Figueroa bajo y me dijo que también era rescatista y sabia primeros auxilios y que podría salvarlo, luego me acerque al cuerpo de Franco y recorde lo que habia dicho mi madre “Cuídate de Franco pierda la cordura seguido” pero nunca imagine que yo lo iba a matar, en ese momento su cuerpo empezó a moverse y se me abalanzo pero una bala le reventó el cráneo y vi a su hermano plantado en el piso con su Colt Trooper en la mano y con unas lagrimas en la cara.

-No le digas a nadie por favor.